NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.

19.12.16

Los próximos pasos del movimiento social para superar las AFP

Compartir

Uno de los hitos que marcó el año que se va es la masiva movilización surgida contra las AFP. El trabajo de dirigentes sociales con experiencias en otras luchas y una ciudadanía más consciente y activa dieron vuelta la agenda preparada por el gobierno y las AFP para perfeccionar uno de los pilares de la dictadura. Ya hay una propuesta sobre la mesa que propone un sistema de reparto sin mayores costos para el erario público y el gobierno se hace el sordo. ¿Cuáles son los próximos pasos?


Por: www.elciudadano.cl 
Un saldo positivo para el movimiento social chileno es al finalizar el año la masividad de la convocatoria contra las AFP. A poco más de un mes de la exitosa jornada del 4 de noviembre contra el modelo previsional de la dictadura a nivel institucional no se ven avances y la demanda es cubierta por el silencio de los medios. Pero por abajo la Coordinadora No + AFP ya preparó sus propuestas previsionales y se espera a partir de enero de 2017 retomar la batalla.

El jueves 15 de diciembre representantes de la Coordinadora llegaron al Palacio de La Moneda para entregar la propuesta junto a una carta dirigida a la presidenta Michelle Bachelet en la que solicitan una audiencia con la jefa de Estado. La propuesta apunta a mejorar sustancialmente las jubilaciones tanto de los trabajadores activos, como quienes ya se jubilaron a través de un sistema tripartito, público de reparto, el cual no implicaría un gasto mayor para el Estado.

Luis Mesina, vocero de No+AFP recuerda que ya llevan esperando una audiencia con la mandataria desde noviembre. También en la oportunidad Mesina manifestó su desconfianza al silencio del Ejecutivo y el no responder aún a la demanda ciudadana del fin del sistema de capitalización individual y no una mera reforma de éste.

“A nosotros lo que nos preocupa es que el Gobierno de una vez más la espalda a la propuesta de la ciudadanía, la propuesta de los trabajadores. Son cientos de miles los que se han movilizado tras la demanda de NO+AFP, los datos son muy elocuentes, las cifras son evidentes, aquí este sistema no va a mejorar las pensiones”- dijo el vocero a Radio Universidad de Chile.

Tampoco el gobierno no ha cumplido el compromiso sostenido en una reunión anterior con la Coordinadora respecto de entregar información para elaborar su propuesta previsional. Frente a ello

Mesina reconoció que tienen pocas esperanzas de la salida a la crisis del sistema previsional chileno sea iniciativa del gobierno. Para ello llama a que la ciudadanía se empodere y ejerza presión.

La lucha para superar las AFP contempla en el actual momento el cambio a los Fondos E y dejar de cotizar en las AFP Provida y Cuprum.

UN AMPLIO RECHAZO A LAS AFP

La jornada del 4 de noviembre sorprendió a las autoridades. Desde temprano ese día el movimiento social articulado a lo largo del territorio dio golpes de efectividad y organización con cortes de tránsito pacíficos, barricadas y marchas espontáneas en diferentes ciudades y comunas de la capital. El gobierno contabilizó 27 focos de protesta en el país y en la noche, la convocatoria fue rematada con cacerolazo en Santiago, Concepción, Valparaíso, Iquique, Osorno y Punta Arenas, entre varias otras ciudades.

La convocatoria está ampliándose pese a la mediatizada apatía de los chilenos. Llamó la atención en la jornada del 4 de noviembre que se movilizaron alrededor de 50 mil trabajadores de la minería con especial adhesión en Calama, Ventana y Rancagua. En entrevista a El Ciudadano, Edward Gallardo, dirigente de Alternativa Obrera, una agrupación de sindicatos de contratistas formada por trabajadores de todas las divisiones de Codelco y de la minería privada, sostuvo que “estamos ante un momento histórico” porque, según él, en ninguna de las luchas llevadas a cabo en los últimos años, “no se ha dado un paro nacional que comprometa a sectores tan diversos de la sociedad como estudiantes, mineros, profesionales de la salud y trabajadores públicos”. Gallardo ilustra la transversalidad de la protesta contando que en Rancagua los trabajadores de planta se movilizaron junto con los contratistas.

¿Por qué cambiarse al fondo E?: Fundación Sol y Coordinadora No+AFP te lo explican

Si bien era bien diferente enfrentarse a una dictadura, cuando en cada jornada de protesta sus agentes dejaban un saldo de muertos; la tozudez del gobierno de Michelle Bachelet en seguir con la agenda neoliberal, pese al rechazo social y la evidencia empírica del fracaso, está generando un nivel de rechazo nunca antes visto a la Nueva Mayoría.

Los convocantes a la protesta contra las AFP grafican la porfía del gobierno. Ernesto Medina, del Movimiento Aquí la Gente, contó en la ocasión a El Ciudadano que tras dos marchas gigantescas y una reunión con la mandataria hace ya más de un mes “en la práctica no ha habido nada concreto. Ella se emocionó, pero se fue en puras emociones (…) Hubo tres marchas pacíficas y multitudinarias en todo el país, y el gobierno no reacciona. La presidenta tiene la opción histórica de solucionar el problema a los más viejos, a los trabajadores”- confesó a El Ciudadano.

El vocero del movimiento No+AFP, Luis Mesina, sostuvo que tienen “la confianza de que antes que cambie este gobierno vamos a hacer los cambios profundos”. Esto implica que intensificarán su campaña contra el modelo previsional vigente.

FRENTE A UN GOBIERNO NEOLIBERAL

La estrategia de la Nueva Mayoría para conducir el debate sobre las AFP instalado por el movimiento social es el Pacto Nacional por las Pensiones. Una especie de mesa de diálogo que espera reunir a todos los actores y consensuar una salida a la grave crisis del sistema previsional.

Lo que llama la atención es que pese a que los síntomas de la crisis, que es un modelo previsional que tiene hoy a los jubilados condenados a la miseria y que a la mayoría de los cotizantes les significarán pensiones con suerte por el 30 por ciento de su actual salario; esta sólo fue reconocida por el gobierno tras las masivas jornadas de movilización de julio. De hecho, antes de que la ciudadanía saliera a manifestar su reclamo, el gobierno y los medios se complacían en mostrarnos que una comisión de tecnócratas (de expertos, le llaman) recomendaban seguir el actual sistema previsional, subir la edad de jubilación o trabajar muchos años después de pensionarse para mejorar las pensiones. Es la consecuencia lógica del aumento en la expectativas de vida, señalaban, escondiendo que las pensiones miserables de nuestros ancianos tenían un correlato de millones de pesos inyectados por obligación desde nuestros salarios para llenar las arcas de los grandes grupos económicos.

De la comisión y sus propuestas pergueñadas por el cuestionado economista neoliberal David Bravo, ya nadie se acuerda. La tecnocracia neoliberal y sus guarismos numéricos se escondieron en el cajón ante las demandas ciudadanas. Lo evidente es que cada mes los chilenos entregan 500 mil millones de pesos a las AFP y éstas pagan pensiones que en su mayoría no superan los 200 mil pesos. El resto de la tajada y las ganancias por inversiones con dicho capital van a parar a los grandes grupos económicos.

El ajedrez del gobierno apuesta por entrampar el conflicto al paso que el silencio respecto de qué política de pensiones considera conveniente mantiene la incertidumbre. Apenas pequeños gestos dan pistas sobre su adicción al modelo de capitalización individual. Así se desprende de la remoción de la subsecretaria de Previsión Social, la abogada comunista Julia Urquieta. Su presencia incomodaba a la industria, sobre todo tras organizar su repartición un seminario en el que se mostraron los sistemas previsionales de países latinoamericanos.

LOS MEDIOS: ENEMIGOS DE SIEMPRE

Al igual que durante la dictadura, el monopolio de los grandes medios y, sobre todo, de la televisión, está siendo utilizado por la industria de AFP para desinflar el movimiento. La primera estrategia fue la invisibilización del movimiento, expresada en un video que da cuenta de como los medios no cubrían las conferencias de prensa del movimiento.

Tras las masivas marchas pacíficas su estrategia fue disparar contra el sistema de reparto y seguir invisibilizando las convocatorias, como ocurrió para el 4N.

La última jornada de movilización la quema de dos buses en Santiago les dio combustible para criminalizar la protesta desviando el foco de atención ese día: En el matinal de la Red Felipe Vidal llevó el tema de ese día a la ‘violencia de las protestas’ y el foco de la cobertura de La Segunda durante la tarde del viernes. La única mención al paro nacional fue consultar a los ‘expertos de siempre’ si los actos de violencia le restaban fuerza al movimiento.

El matrimonio entre la industria de AFP y los medios es evidente. No sólo está Canal 13, de propiedad del grupo Luksic, uno de los principales destinos de las platas administradas por las AFP. También recordemos que durante décadas Provida, ING o Bansander han auspiciado los principales noticiarios chilenos. En la lucha para cambiar el modelo previsional, el movimiento social debe tener claro que los medios masivos y sus noticiarios, son un aliado de la industria.

El impuesto mensual que pagan los chilenos para financiar a los grandes grupos económicos

LAS EXTRAÑAS JUGADAS EN LAS INVERSIONES EN LOS ÚLTIMOS MESES

Hasta el momento se ha puesto en duda el porqué las AFP tienen que administrar el dinero de las pensiones. Una aquerella contra la AFP Provida presentada recientemente por pérdida de 2 millones en los fondos de dos trabajadoras, siembra la duda respecto del cómo administran dichos recursos. Bajo el supuesto de que colocan en dinero de acuerdo sólo a variebles de rentabilidad, las AFP tienen la potestad absoluta sobre el destino de las inversiones.

Una querella presentada por dos trabajadoras de la Universidad de Chile, que vieron disminuir en 2 millones sus fondos de capitalización en el último mes pese a mantenerlos en el Fondo E, abrió las luces respecto de si realmente las AFP tienen sesgos políticos y oportunistas a la hora de usar el dinero de tu jubilación. El delito no es menor: distracción de fondos administrados a terceros.

“Ellos (las aseguradoras) tendrán que explicar qué maniobra económica de venta, de colocación de valores, se hicieron para que esta pérdida se provocara, porque además, el Fondo E es el menos riesgoso, el 95 por ciento está constituido por renta fija. Entonces, esto es sospechoso y requiere ser investigado”- comentaron representantes de la Coordinadora No + AFP.

La denuncia ocurre después del llamado del movimiento a cambiarse al Fondo E, por ser el menos riesgoso. Precisamente la rentabilidad de dichos fondos cayó casi un 3 por ciento en noviembre.

El vocero de la agrupación, Luis Mesina, afirmó a radio Universidad de Chile, que es necesario que las aseguradoras expliquen sus operaciones y dónde tienen invertidos los 170 mil millones de dólares que son propiedad de los trabajadores.

LO QUE VIENE

La cerrada oposición de la industria de AFP a defender el negocio y sus dispositivos mediáticos producen un campo de batalla complejo para el movimiento ciudadano. En dicho cuadro, la capacidad de sumar actores, producir propuestas y visibilizarlas a las multitudes son claves para producir pensiones decentes para nuestros viejos.

Al mismo tiempo, la impasibilidad del gobierno tiene como correlato que el movimiento social ya pasó de exigir una respuesta a las autoridades a producir políticas. Es el próximo paso del movimiento No+AFP, que ya presentó públicamente la propuesta para modificar el sistema de pensiones.

Para ese trabajo incluso pidieron datos precisos e información respecto del sistema previsional al gobierno, pero tal como cuenta Luis Mesina, la propuesta social “no contó con los antecedentes que se había comprometido a entregar la propia Presidenta el 31 de agosto para hacer los últimos cálculos”.

Hasta esta semana el gobierno aún no entrega los datos pedidos.

Este lunes los dirigentes de la Coordinadora No + AFP irán al ex Congreso en Santiago para solicitar una cita y así entregar al Parlamento su propuesta de cambio de sistema previsional. Para el 14 de enero esperan definir los planes del movimiento para el 2017.

La propuesta es tener un sistema de reparto donde las “contribuciones de los trabajadores activos sirven para pagar las contribuciones de los trabajadores pasivos”, según detalló Mesina. También advirtió que no habrá expropiación de los ahorros previsionales y la iniciativa del movimiento No+AFP tiene una proyección que contempla los cambios demográficos del país predecibles para los próximos 35 años. “Tenemos para fin de siglo”, remató Medina.

El fin de año tiene por un lado a un gobierno empeñado en mantener su agenda neoliberal y a los medios masivos comprados por las AFP; por el otro a un movimiento social capaz ya de producir propuestas, un primer paso para después generar una nueva agenda de gobierno que beneficie a las mayorías.

0 comentarios:

Publicar un comentario