NOTICIAS
Con tecnología de Blogger.

27.12.17

Bárbara Figueroa: “Piñera no valora el rol de la organización sindical”

Compartir

La presidenta de la Centra Unitaria de Trabajadores, CUT, afirma que durante el primer gobierno del ahora presidente electo, una de las mayores debilidades fue la “subvaloración del rol de la organización sindical”, porque él consideraba que eran cúpulas sindicales sobre ideologizadas. 

Por: 4 Ojos 
En entrevista con La Tercera, Figueroa trata diversos puntos de tensión entre los trabajadores y las políticas que pueda impulsar el nuevo gobierno. La idea es no retroceder en los derechos ganados. 

Ante ello, Figueroa señala que “una de las cosas que hemos ido logrando en este período, más allá del alcance de las reformas, de las cuales tengo una valoración positiva, es que ningún gobierno en democracia puede suplantar a los actores. Las democracias se sostienen con el reconocimiento del rol que cada actor juega: el mundo social, el Ejecutivo, el Parlamento, los expertos, los trabajadores y los empresarios, y no uno versus el otro”. 

Desde la perspectiva de que la nueva identidad del gobierno está en las empresas, y sobre si será difícil para la CUT ser escuchada desde marzo en adelante, la presidenta asegura que “la CUT siempre ha debido luchar para ser escuchada y prueba de eso es que en 13 años, en los que hubo mayoría de gobiernos de la Concertación, no hubo reformas laborales (la última fue en 2000-2001). El punto aquí es que el nuevo Ejecutivo no puede decir ‘mira, por la solidez de mi votación, entonces barro con todo aquello que no se acerque a esta línea, porque para eso se expresó el voto ciudadano”.

“Lo que nos toca en los próximos cuatro años es un gobierno de centroderecha en algunos temas y de derecha en otros, pero en el consolidado es un gobierno que tiene una clara sensibilidad por priorizar el crecimiento económico por sobre todo lo demás, con hacer políticas públicas que no afecten ciertos sectores o industrias, por superponer las necesidades del crecimiento sobre el mundo del trabajo y por representar a los sectores dueños del capital, al empresariado, a los de mayores ingresos. Fue así antes y será así siempre, porque así ha sido desde siempre aquí en Chile y también lo vemos en el resto de la región. El Presidente (Mauricio) Macri con una reforma antipensiones en Argentina; el Presidente Michel Temer en Brasil, que lo primero que hizo fue una reforma laboral que suprime derechos”, afirma. 


Sobre el tema de la empleabilidad, un gran punto a favor en las propuestas del presidente electo, Bárbara confirma que hay una debilidad y que se debe asumir como mundo del trabajo. “La garantía del trabajo, este vínculo que no comparto y que sabemos que no es tan así, de que sólo con más crecimiento se garantiza inmediatamente empleo, al final se instaló en el ideario colectivo, porque fue un elemento al que se la jugó con todo la candidatura de Piñera y le significó un rédito significativo para obtener el resultado que obtuvo”, puntualiza. 

Entre las posibles cartas para el Ministerio del Trabajo, se comenta que hay un empresario. Sin embargo, Figueroa postula que no es tema quién llegue. “Y no es tema por un dato de realidad: quien llegue al Ministerio del Trabajo y a los demás ministerios es parte de un gobierno cuya identidad política e histórica está en el mundo de la empresa, evidentemente sensible a la agenda de la empresa, a las preocupaciones del empresariado y del mercado. Ese gobierno debe llevar adelante el proyecto programático con el que ganó la votación soberana, pero también actuar en línea con la visión de un sector que, en este caso, superpone el crecimiento sobre todas las otras cosas, que puede estar de acuerdo con el aborto en tres causales y ahora con la gratuidad en educación técnico-profesional, pero no con la titularidad sindical, la huelga sin reemplazo y con que la empresa pague más impuestos”, finaliza. 


0 comentarios:

Publicar un comentario